Don José Antonio Estopiñá i  Miñana

Presidente de la Real Federación Colombófila Española de 1943 a 1945 (XIII en el orden de presidentes).

 

Antes de empezar diremos, que incluso hoy, es difícil encontrar un colombófilo español que haya hecho tanto por la Colombofilia Española, durante tantos años, a una edad tan avanzada y en épocas tan complicadas, políticamente hablando.

Don José Antonio Estopiñá y Miñana.

 

-Nacido en 1861, de familia valenciana con posibles económicos.

-Hombre de cultura elevada (profesor de derecho mercantil), y marino de carrera.

-Colombófilo desde 1903 y miembro de la Real Sociedad Colombófila de Valencia.

-Presidente de la Real Sociedad Colombófila de Valencia de 1905 a 1927; su predecesor en la presidencia fue Don Mariano Arenas, su sucesor Don Antonio Gozálvez Ávila.

-Vocal nato de la Real Federación Colombófila Española de 1905 a 1912.

-Vocal civil de la Real Federación Colombófila Española de 1914 a 1936.

-Presidente de la Real Federación Colombófila Española de 1943 a 1945.

-Su residencia particular se encontraba en la calle de Santa Ana, letra B, de la Capital del Turia; también sede social desde 1905.

 

Desde su toma de posesión como Presidente de la Real Sociedad Colombófila de Valencia, el 1 de enero de 1905, restableció la cordialidad en las relaciones con la Real Federación Colombófila Española, deterioradas por motivos que no vienen al caso enumerar.

 

Como colombófilo:

 

Después de la Guerra Civil Española, la Colombofilia Española vivió una época difícil y confusa hasta que en mayo de 1943 se hizo cargo -a los ochenta y dos años de edad- de la presidencia de la Real Federación Colombófila Española, Don José Antonio Estopiñá y Miñana.

También fue nombrado Presidente del primer Consejo Nacional de la Real Federación Colombófila Española, en virtud del Decreto de 24 de mayo de 1943.

Su nombramiento oficial, según el decreto, fue cómo:

-“Presidente de la Federación Colombófila Nacional”.

La idea de la reconstrucción de la Real Federación Colombófila Española, surge de una asamblea celebrada en Madrid, el día 28 de marzo de 1943.

 

Hasta el momento que acabamos de explicar y desde 1936, el cargo de presidente de la Real Federación Colombófila Española se encontraba vacante.

Cargo que ostentó, en su segundo mandato, desde 1923 al 1936, el General de División Don Pedro Vives y Vich, fundador en 1894, de la Real Federación Colombófila Española, que al estallar la Guerra Civil Española, se refugió en la Embajada de Noruega en Madrid, donde falleció como refugiado político de la Segunda República Española, el 9 de marzo de 1938.

De este segundo mandato y de su Junta Directiva formaron parte como vocales civiles Don José Antonio Estopiñá y Miñana y Don Diego de la Llave y García.

 

En dicha reunión -la de Madrid de 28 de marzo de 1943- y dentro del orden del día, además de la reconstrucción, se pretende que la Real Federación Colombófila Española sea declarada de Utilidad Pública -teniendo en cuenta que las federaciones de Francia y Portugal ya gozan de esta prerrogativa-, y también que se restablezca -en toda su integridad- el artículo 10 del reglamento aprobado por la Real Orden de 20 de julio de 1923, sobre protección a la paloma mensajera, decreto que se hallaba en suspenso a causa de la cruel circunstancia de la Guerra Civil Española.

 

El primer censo oficial de la Real Federación Colombófila Española que hemos encontrado, de esta nueva etapa política de sociedades colombófilas españolas integradas ya en su correspondiente región militar, está datado y firmado en “Madrid y Valencia para toda España” el 12 de abril de 1943.

 

En estos años, se instituyó para todos y para cada uno de los deportes españoles y como máximo trofeo la Copa del Generalísimo y, además, para la colombofilia, el del Ministerio del Ejército.

Para obtener el primer trofeo de los dos mencionados en propiedad, éste se debía ganar durante tres años consecutivos o cinco alternos. Se trataba de una exigencia para ensalzar la importancia de todo lo que el Jefe del Estado concedía.

La primera edición de estos premios, los concedidos para la Colombofilia Española, después de finalizada la Guerra Civil Española, fue la de 1944.

 

Durante muchísimos años, dos de los principales trofeos para los Campeonatos Colombófilos Nacionales fueron:

-La “Copa José Antonio Estopiñá” y la “Copa Diego de la Llave” donados respectivamente y de forma anual, por estos históricos colombófilos, el primero valenciano y el segundo catalán.

 

En ese año de 1944 y bajo la presidencia de Don José Antonio Estopiñá y Miñana, la Real Federación Colombófila Española cumple el cincuentenario de su fundación.

 

Es en Valencia donde, la Real Federación Colombófila Española permanece, hasta que, en agosto de 1948, pasó definitivamente a su actual ubicación en Madrid.

 

En su discurso de investidura como nuevo Presidente, Don José Antonio Estopiñá y Miñana dijo: “Los que comulguen con mis propios ideales de Patria, Honor y Dignidad Colombófila, que me sigan dispuestos al sacrificio hasta alcanzar la victoria”.

 

El primer Consejo Nacional de la Colombofilia Española se celebró en el Salón del Consistorio del Palacio Municipal, cedido por el Ayuntamiento de Valencia, los días 21, 22 y 23 de septiembre de 1944.

 

Ese año, se restablecen íntegramente el Concurso Nacional y la Copa Federación, según lo aprobado para el 1936 y sucesivos, pero que habían quedado suspendidos por la Guerra Civil Española.

 

Se comunica a los asistentes al consejo, que la Real Federación Colombófila Española, para reiniciar sus actividades dispone de una cuenta corriente en el Banco de España con un saldo a favor de 11.775 pesetas con 65 céntimos.

 

En ese primer Consejo Nacional de 1944, se ofrece al Jefe del Estado S. E. Don Francisco Franco y Bahamonde la Presidencia de Honor de la Real Federación Colombófila Española, ofrecimiento que acepta. De todas las presidencias de honor que ostentó, la de la Real Federación Colombófila Española fue la primera en aceptar.

 

Don José Antonio Estopiñá y Miñana fue Presidente de la Real Sociedad Colombófila de Valencia, de enero de 1905 a febrero de 1927 y Presidente de Honor después.

Falleció el 18 de octubre de 1945, durante su cargo de Presidente de la Real Federación Colombófila Española. (1)

 

Por el acuerdo del Consejo de la Real Federación Colombófila Española, del 23 de febrero de 1953, se funda el I.D.E.C., el Instituto de Estudios Colombófilos “Estopiñá Miñana”, en honor del ilustre colombófilo valenciano.

Sin entrar en pormenores, sus principales objetivos fueron:

Elevar el nivel de cultura colombófila, de todos los españoles.

Estudio e investigaciones colombófilas.

Crear una revista especializada.

 

Como hombre emprendedor y de ciencia:

 

Para relacionar todos los proyectos colombófilos realizados y los estudios llevados a cabo por Don José Antonio Estopiñá y Miñana, sobre la conducta y comportamientos de las palomas mensajeras, sería necesario llenar cientos de hojas, corriendo el riesgo de dejarnos muchas cosas en el tintero.

 

Además de explicar algunos proyectos, como ejemplos de sus estudios distinguiremos los siguientes, que están perfectamente documentados y publicados, cuyos informes originales se conservan, a pesar de los años transcurridos; estudios con reconocimiento internacional.

 

1905 y la medición de distancias.

El único estudio escrito que se conserva sobre este asunto, el de medición de distancias entre los palomares y el punto común de comprobación, es el de la Real Sociedad Colombófila de Valencia.

Estudio hecho el mismo año de su implantación, en 1905.

 

1909 y la Exposición Regional.

En 1908, en Valencia, se concibe la idea de organizar una gran Exposición Regional Valenciana y se crea su Comité Ejecutivo presidido por Don Tomás Trénor y Palavicino. (2)

 

El acontecimiento cuenta con el apoyo de todas las instituciones valencianas, que para ello logró la unanimidad de los estamentos sociales, políticos y económicos valencianos, especialmente la de los partidos políticos y la prensa.

 

Amparado en un presupuesto que permite la gratuidad para los asistentes; lo que para la Real Sociedad Colombófila de Valencia tiene como objetivo, divulgar y fomentar la colombofilia.

 

El certamen se lleva a cabo en 1909, con una gran afluencia de público y los palomares de exposición se sitúan en la torre del Gran Casino. (3)

 

En el transcurso de esta Exposición Regional es donde se realizan las primeras experiencias sobre los “vuelos nocturnos”.

 

1910 y la Exposición Nacional.

La Exposición Regional de 1909, a propuesta de su Comité Ejecutivo y por acuerdo del Gobierno de S. M. El Rey Don Alfonso XIII se prolonga y se convierte en una Exposición Nacional, para el año 1910.

Como la de 1909, ésta de 1910 fue un éxito clamoroso en todos los aspectos, así como por el número de visitantes.

En esta segunda exposición se continuaron realizando los “vuelos nocturnos”.

 

Clausurados los actos, se sacaron las conclusiones sobre este tipo de vuelos nocturnos y se presentó un estudio civil bajo el título de:

-“Educación de las palomas para los vuelos de noche”.

Al informe oficial del Ministerio de la Guerra, se le dio el nombre de:

-“Ensayo militar de telegrafía alada de noche”.

 

Ambos eventos recibieron multitud de felicitaciones, por el éxito alcanzado y por parte de la colombofilia, en base a su presupuesto inicial asignado, liquidó con superávit de 3.107 pesetas con 35 céntimos.

 

A las dos exposiciones, la Regional de 1909 y a la Nacional de 1910, asistieron los Reyes de España, S. M. El Rey Don Alfonso XIII y su esposa, S. M. La Reina Doña Victoria Eugenia de Battenberg.

 

La Real Sociedad Colombófila de Valencia fue premiada con el GRANDIPLOMA DE HONOR Y MEDALLA DE ORO.

 

1909-1910 y los vuelos nocturnos.

El 30 de septiembre de 1909 la Real Sociedad Colombófila de Valencia llevó a cabo el “primer vuelo nocturno” de palomas mensajeras celebrado en el mundo.
La realización de este novedoso proyecto colombófilo fue dirigido por Don José Antonio Estopiñá y Miñana, por aquel entonces, Presidente de dicha sociedad.
La primera suelta de entrenamiento se efectuó la noche de dicho día 30 de septiembre desde el Grao (Puerto) a 3 Kms., de la Capital del Turia y la prueba definitiva, el 16 de octubre, también por la noche, desde la población de Buñol, a una distancia de 34 Kms. de Valencia.
Durante los meses siguientes se hicieron otras pruebas nocturnas en varias direcciones de la que destacaremos en el mes de diciembre, la línea de Castellón de la Plana, con 60 Kms.

De estos vuelos nocturnos se hicieron eco en su momento, la revista “La Paloma Mensajera” y el “Memorial de Ingenieros del Ejército Español”.
Revistas posteriores, españolas y extranjeras de todas las épocas, han dedicado espacios detallados para recordar esta nueva modalidad de vuelo.

También se hace necesario mencionar el detallado informe, que sobre los vuelos nocturnos confeccionó el militar francés Don Juan Kaiser afincado en Barcelona, al Ministerio de la Guerra de Francia.


1924 y el magnetismo.
En el verano de 1924, se llevaron a cabo por primera vez en España, por la Real Sociedad Colombófila de Valencia, unas pruebas encaminadas a demostrar si las ondas electromagnéticas podían ejercer alguna influencia perturbadora en la orientación de las palomas mensajeras.
Estas experiencias, con carácter oficial, se hicieron en el Campamento Militar de Paterna (Valencia), en estrecha colaboración con la Estación Radiotelegráfica Militar allí emplazada.
Por mediación de la Real Federación Colombófila Española, este minucioso estudio, cuya dirección corrió a cargo de Don José Antonio Estopiñá y Miñana, enriquecido con dibujos explicativos propios, fue publicado por la revista, “La Paloma Mensajera” y por el “Memorial de Ingenieros del Ejército Español”.

 

1929 y el primer reglamento Standard Internacional.

El 23 de enero de 1927, se acuerda en París, con la colaboración de España, el primer reglamento de Standard Internacional para juzgar a las palomas mensajeras.

La primera vez que en España se celebra una Exposición de Palomas Mensajeras para ser juzgadas y clasificadas con arreglo a este reglamento es en Valencia, el día 10 de marzo de 1929.

De esta exposición fue nombrado Presidente de Honor el ilustre colombófilo valenciano, Don José Antonio Estopiñá y Miñana.

 

1959 y 2009.

La Real Sociedad Colombófila de Valencia celebra en 1959 y en 2009, el Cincuentenario y el Centenario de los vuelos nocturnos.

Celebraciones para los que crean unos trofeos especiales a la medida de tan trascendente conmemoración.

 

Destacaremos, su mucha participación en la revista “La Paloma Mensajera” (4) de la Real Sociedad Colombófila de Cataluña, dentro del grupo de articulistas españoles.

 

Otro indicador de relación y amistad entre la Real Sociedad Colombófila de Valencia y la de Cataluña, se pone de manifiesto al examinar la gran cantidad de correspondencia cruzada, aun hoy conservada, entre los dos presidentes.

 

Por todo lo qué, escrito a mano me han ofrecido, visto y tenido en casa de Don José Antonio Estopiñá y Miñana, puedo asegurar lo siguiente:

 

1. -Además de tener una caligrafía impecable y una gramática perfecta, era poseedor escribiendo, de un trato humano y personal con los demás, verdaderamente exquisito.
2. -De todos sus escritos, hacía una copia igual, para sus archivos.
3. -A todos sus documentos, incluidas las cartas, les daba un orden; les ponía un número.

Como ejemplo expondremos parte de lo escrito, en la Asamblea General celebrada el día 1 de enero de 1905, donde se eligió a Don José Antonio Estopiñá y Miñana Presidente de la Real Sociedad Colombófila de Valencia y éste a su primera Junta Directiva.

 

Destacaré los escritos número 1 y el 2.
Son dos cartas que tengo ahora en mis manos y que a continuación intentaré resumir.

Las dos cartas fechadas en Valencia, el 12 de enero de 1905, se corresponden con los dos primeros escritos en su nombramiento como Presidente de la Real Sociedad Colombófila de Valencia y son el resultado de parte de lo aprobado en la Asamblea General de socios del día 1 de enero de 1905.

Carta número 1.
Dirigida al Excmo. Sr. General Don José de Luna y Orfila, Presidente de la Real Federación Colombófila Española.
-Con esta misiva, se le comunica entre otras cosas, la composición de la nueva Junta Directiva de la Real Sociedad Colombófila de Valencia, en la que se incluye a título honorífico, como Presidente Honorario, a Don Diego de la Llave y García de la Real Sociedad Colombófila de Cataluña y que en la Asamblea General de 1 de enero de 1905, se encontraba presente, así como la domiciliación de la sede social.

Carta número 2.
Dirigida a Don Diego de Llave y García, Presidente de la Real Sociedad Colombófila de Cataluña.
-En ella se le hace saber que ha sido nombrado por unanimidad, Presidente Honorario de la Real Sociedad Colombófila de Valencia, en la Asamblea General de 1 de enero de 1905, en la que estaba presente.

La revista “La Paloma Mensajera” de la Real Sociedad Colombófila de Cataluña, le dedica al completo el número 430 de octubre de 1927.

Un monográfico de veinte páginas, cuyo autor es Don Diego de la Llave y García, bajo el título de:

 

-“D. JOSÉ ANTONIO ESTOPIÑÁ MIÑANA -SU LABOR COLOMBÓFILA 1905-1927”

Narra magistralmente la extraordinaria trayectoria colombófila de este prócer valenciano, durante su etapa como Presidente de la Real Sociedad Colombófila de Valencia, reproduciendo y recopilando además, parte de otros números de esta misma revista -los indica a pie de página-, y de otros medios de comunicación escrita, que en su momento recogieron sus trabajos. (5)

 

Da la impresión, que más allá de un homenaje, era pagar una deuda pendiente que Don Diego de la Llave y García tenía con Don José Antonio Estopiñá y Miñana, ya que el primero falleció en Barcelona cuatro meses después, el 17 de febrero de 1928; hacía dos años que se encontraba muy flaca su salud.

 

Fue un impulsor incondicional en 1942 de la revista “Boletín Colombófilo Nacional” órgano oficial de la Real Federación Colombófila Española, dirigido desde Madrid y editado en Santander.

 

Don José Antonio Estopiñá y Miñana recibió los más altos reconocimientos y condecoraciones internacionales y estaba en posesión de las altas distinciones extranjeras y españolas, tanto civiles como militares.

Por poner dos ejemplos de las encomiendas recibidas destacaremos una española y otra de un país extranjero -una militar y otra civil-:

-Caballero de la Cruz del Mérito Militar de España

-Caballero de la Cruz del Mérito Agrícola de Francia

(1) Tras el fallecimiento de Don José Antonio Estopiñá y Miñana se hizo cargo de la Real Federación Colombófila Española, como Presidente en funciones hasta 1947, el colombófilo catalán Don Sebastián Cequiel y Martínez, de la Real Sociedad Colombófila de Cataluña; que fue el cuarto Presidente de la Federación Colombófila Catalana de Palomas Mensajeras, desde 1942 a 1950.

Después de más de dos años de vacante presidencial, en 1948, para regir los destinos de la Real Federación Colombófila Española, fue nombrado titular de su presidencia, a Don José de Torres y Sánchez Sicilia, (XIV en el escalafón de los presidentes).

 

(2) Don Tomás Trénor y Palavicino fue un militar, empresario y filántropo valenciano.

Presidente del Ateneo Mercantil de Valencia presidió la Junta Ejecutiva de la Exposición Regional Valenciana de 1909, que le valió por parte de S. M. El Rey Don Alfonso XIII, la concesión del título de Marqués del Turia.

El propio marqués publicó en 1912 la Memoria de las dos exposiciones, que por mediación de trescientas treinta y ocho páginas las describe detalladamente.

El coste de la Exposición Regional de 1909 supuso un coste de 4.919.200 pesetas con 22 céntimos de la época, sufragado por la sociedad valenciana.

No indica el coste de la Exposición Nacional de 1910, porque al parecer corrió por cuenta del Estado Español.

Sabemos que por el Real Decreto de 18 de diciembre de 1909, se aseguró una subvención de 2.000.000 de pesetas para la Exposición Nacional de 1910.

 

(3) En la Memoria del Marqués del Turia de 1912, en el apartado Colombofilia, los gastos ocasionados por ésta -concepto carpintería-, ascienden a 1.666 pesetas con 62 céntimos.

 

(4) La revista “La Paloma Mensajera” de la Real Sociedad Colombófila Cataluña, editada desde Barcelona (1891 a 1930).

Esta revista de publicación mensual, editada en castellano por ser de alcance nacional, fue desde su primer número, órgano escrito de 

Colombofilia Española y durante muchos años, desde 1894 a 1930, el órgano oficial de la Federación Colombófila Española.

Por la Real Orden de 4 de julio de 1904, se dispone, de forma reglamentaria que esta revista especializada fuera el órgano oficial de la ya (desde 1902), Real Federación Colombófila Española. Revista que fue la decana de todas las deportivas editadas en España y una de las primeras en el mundo.


(5) De la revista “La Paloma Mensajera” números: 174, 227, 228, 230, 232, 233, 238, 242, 248, 251, 252, 317, 324, 327, 328, 331, 332, 411 y 412, de entre los años 1905 a 1925.

Del “Memorial de Ingenieros del Ejército Español”, años 1911 a 1925.

Del periódico “El Heraldo de Castellón”, número 5813, de 13 de agosto de 1910.

De la revista “La France Colombophile”, número 13, de 19 de marzo de 1926.

 

Bibliografía y fuentes consultadas.

Archivos y bibliotecas:

-Real Sociedad Colombófila de Valencia

-Real Sociedad Colombófila de Cataluña

 

Libros y revistas:

-“Memoria de las Exposiciones, Regional Valenciana de 1909 y Nacional de 1910”, Valencia 1912.

-“La Paloma Mensajera”, Barcelona (1891 a 1930)

-“Memorial de Ingenieros del Ejército Español”, Madrid (1909 a 1925)

-“España Colombófila”, Barcelona (1934 a 1936)

-“Boletín Colombófilo Nacional”, Santander (1942 a 1953)

 


Óscar Pastor Gascón

José Olivares Gil

José Ma. Corona Fayos

Julio Santillán de Unzueta

Eduardo González Barrés